7 feb. 2010

Impossible But True: The Kim Fowley Story

¡Viva la red de redes! Espero que los intentos de joderla que tanto proliferan por parte de la industria, los gobiernos y las organizaciones de gestión de la propiedad intelectual no lleguen a buen puerto.
A la red le debemos la posibilidad de descubrir a grandes desconocidos y a pequeños conocidos como me pasó a mí el otro día con Kim Fowley. ¿Quién? Kim Fowley. Hace unos días me enteré de quién era: por lo visto un mito de la música, así, generalizando, porque el hombre le daba a todos los palos (posiblemente no solo musicales), no tanto como músico propiamente dicho sino sobre todo produciendo o escribiendo para bandas de diverso pelaje durante más de cinco décadas. Quizás tampoco por eso no sea tan famoso como Phil Spector, o quizás sea porque Kim Fowley no se ponía tan magú como Phil, aunque quién sabe en aquellos maravillosos años...


Dos años y medio me ha costado dar con probablemente la mejor tienda de discos de Dublín, Freebird Records, en Wicklow St.; me ha costado más de la cuenta pero es todo un descubrimiento off-line. Una vez di con mis huesos en ese pequeño cuxirtil paradisíaco, además de hacerme con los servicios de Shadows On The Sun de Zen Guerrilla por el escandaloso precio de 2 euros, me llevé una gominolilla por otros tantos, la banda sonora de Rocknrolla, simplemente porque recordaba que había varias canciones que me pusieron bruto durante la película. Entre ellas The Trip, del propio Kim Fowley, que según parece puede ser la primera canción nunca escrita sobre el LSD.  


Vale, pues tirando un poco de la manta di con el disco del que hablo en este post, Impossible But True: The Kim Fowley Story, una auténtica joya para el que le guste la música de los años 60, durante los cuáles parece ser que Kim Fowley ofreció su mejor versión. Es una compilación de temas en los que intervino bien como artista, como productor o como letrista. Psicodelia, rock&roll, pop, garage, surf, folk, country,... hay para tod@s. 


Yo no puedo parar de escucharlo y muy posiblemente pase por Freebird Records para preguntar por él, porque aunque algunos no se quieran enterar, las descargas y la difusión en Internet también promueven las ventas, sobre todo ahora que las descargas han bajado los precios de los discos de un bofetón merecido. El caso es que me costó seguir unos cuantos enlaces hasta que dí con el bueno, así que pensé que no estaría de más darle un poco de continuidad para que este caramelo sea al menos un pelín más fácil de encontrar. Y ahora, ¿qué? pues a seguir tirando de la soga porque aquí hay 32 temas.




Link de descarga (rapidshare)


01. Kim Fowley - Animal Man (1968)
02. Kim Fowley - Bubblegum (1968)
03. The Rangers - Justine (1964)
04. The Bush - To Die Alone (1966)
05. The Hollywood Argyles - Alley-Oop (1960)
06. The Rangers - Reputation (1964)
07. B. Bumble & The Stingers - Nut Rocker (1962)
08. The Murmaids - Popsicles and Icicles (1963)
09. The Alpines - Shush-Boomer (1963)
10. Kim Fowley - The Trip (1966)
11. Spider - The Comedown Song (1966)
12. The N' Betweens - Security (1966)
13. The Hellions - Daydreaming of You (1964)
14. Cat Stevens - Portobello Road (1966)
15. The Lancasters - Satan's Holiday (1964)
16. The Renegades - Charge! (1959)
17. Gary S. Paxton and The Hollywood Argyles - You Been Torturing Me (1961)
18. Paul Revere & the Raiders - Like Long Hair (1961)
19. The Pharoahs - Heads Up, High Hopes Over You (1960)
20. Belfast Gypsies - Gloria's Dream (1966)
21. The Snowmen - Ski Storm (Part 1) (1963)
22. Little Victor and the Vistas - No More (1962)
23. The Elfstone - Louisiana Teardrops (1968)
24. Cathy Rich - Wild Thing (1967)
25. Kim Fowley - Space Odyssey (1968)
26. The Seeds - Fallin' Off the Edge of My Mind (1968)
27. Gene Vincent - Rainbow at Midnight (1969)
28. The Soft Machine - Feelin' Reelin' Squeelin' (1967)
29. Freaks of Nature - People! Let's Freak Out (1966)
30. The Crescents - Pink Dominos (1963)

31. The Innocents - Honest I Do (1960)
32. The Rivingtons - Papa-Oom-Mow-Mo (1962)

3 feb. 2010

Classic Album Covers Stamp Set

Hace unos días recibí por correo, como no podía ser de otra forma, esta mini-colección de sellos que recoje lo que según Royal Mail (el servicio de correos del Reino Unido) es la crema resultante de la fusión del arte gráfico y la historia musical moderna de las pérfidas islas británicas. Si bien discrepo en varios de los diseños/álbumes escogidos, creo que hay algunos que bien merecen estar en esta pequeña lista:


  • Pink Floyd: The Division Bell (1994). Diseño: Storm Thorgerson. El último álbum de estudio de Pink Floyd aún encabezó la listas del Reino Unido.
  • Coldplay: A Rush of Blood to the Head (2002). Diseño: Sølve Sundsbø. 2,6 millones de copias vendidas solamente en Reino Unido.
  • Blur: Parklife (1994). Diseño: Chris Thomson/Stylorouge. Ganador del premio al mejor álbum británico en 1995.
  • New Order: Power, Corruption and Lies (1983). Diseño: Peter Saville. Hit número 4 en las listas bitánicas.
  • Rolling Stones: Let It Bleed (1969). Diseño: Robert Brownjohn. El LP desbancó al Abbey Road de The Beatles del número 1.
  • The Clash: London Calling (1979). Diseño: Ray Lowry. La portada del tercer LP de The Clash era un tributo al debut de Elvis Presley.
  • Mike Oldfield: Tubular Bells (1973). Diseño: Trevor Key. 17 millones de copias vendidas en todo el mundo.
  • Led Zeppelin: IV (1971). Diseño: Led Zeppelin. 32 millones de copia vendidas a nivel mundial.
  • Primal Scream: Screamadelica (1991). Diseño: Paul Cannell. Ganador del primer Premio Mercurio en 1992.
  • David Bowie: The Rise and Fall of Ziggy. Diseño: Main Artery. Stardust and the Spiders From Mars (1972). Disco de oro y platino en Reino Unido y EEUU.


Lo que decía, discrepo. No se si me sobran pero sí me faltan algunos que otros, se me ocurren Never Mind the Bollocks de The Sex Pistols, Vilator de Depeche Mode, Abbey Road de The Beatles, alguno de The Cure e incluso, pese a aborrecerlos, (What´s the Story) Morning Glory? de Oasis (si bien celebro que no esté incluído porque siempre fui más de Blur). Si hubiera que hacerlo le daría una agradable patadita a Primal Scream y a Coldplay, pero en fin, yo no he hecho la selección y 10 álbumes son muy pocos para todo lo que dan de sí estos mamones de la Union Jack.

A lo que iba, que la colección incluye un escueto pero interesante repaso de los factores que inspiraron e influyeron en los diseños de las portadas y la situación de las respectivas bandas y su música en el momento del lanzamiento. Por 5 € entregado en tu casita, cortesía de Royal Mail.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...